Sabiodato:

Cómo decorar el árbol de navidad

Su historia

Un símbolo infaltable en la época decembrina

¿Te has preguntado alguna vez por qué en navidad decoramos nuestra sala de estar con ese árbol tan particular? ¿Es un abeto o un pino? ¿Cuál es su significado?. Aquí te dejaremos un poco de la historia del mismo, y además, algunos consejos para poder decorarlo de la manera correcta.

arbolito1

Hace cientos de años los primeros cristianos llegaron al norte del Europa y ahí se encontraron con que los nativos veneraban al dios Frey, de la mitología nórdica, rindiéndole culto a un abeto justo en el momento del año en el que había nacido el niño Dios. Luego del proceso de evangelización que se llevó a cabo en aquel lugar los ahora convertidos al cristianismo decidieron seguir practicando esta actividad pero ahora sería para celebrar el nacimiento de Jesús.

Con el pasar del tiempo la costumbre se extendió por todo el mundo, y en algunos países en los que no se contaba con los abetos usaron pinos. Los pinos pertenecen a la familia de las Pinaceae al igual que los abetos pero no son exactamente iguales, se diferencian sobre todo en la espesura del follaje, siendo los primeros más densos.

arbolito2

Ya es una tradición más que consolidada, se podría decir que no hay hogar cristiano o católico que no cuente con uno. El árbol de navidad de ramas y hojas puntiagudas suele ocupar una esquina especial en la casa y es debajo de este donde el 25 de Diciembre papá Noel o el niño Jesús depositan los tan anhelados regalos para los pequeñines.

arbolito3

Resulta ser el ítem ideal para cumplir con esta labor pues su estatura mediana garantiza que pueda entrar en la mayoría de las casas. Hoy en día los hay también sintéticos. De cualquier forma, natural o no, se decoran con luces de colores brillantes, guirnaldas, peluches y en la cima, por supuesto, no puede faltar la estrella dorada o el ángel guardián.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*